Retomando datos del Maratón de Boston…

Empezaba a creer que estaba loca y nunca había escrito de esto pero aquí está, disfruten este 15 de abril de día en que todos podemos alcanzar al unicornio (bueno, si podemos correr rápido)…

Celebrado el tercer lunes de abril conmemorando el Día del Patriota en EEUU, el maratón de Boston es el Maratón más antiguo realizado y uno de los más deseados para correr; este año se celebrará la edición número 123 el próximo lunes 15 de abril, dónde 32,500 corredores (ya le subieron la cifra) correrán una ruta donde pasarán por las ciudades de Hopkinton, Ashland, Framingham, Natick, Wellesley, Newton, Brookline y claro Boston.

La selección de los corredores

Dejaré los datos de hace dos años para que vean cuánto han cambiado y se jalen los pelos

Una de las características que hace tan especial a este evento, es que a ésta fiesta sólo están invitados los más rápidos corredores, es decir, tendrás que contar con un tiempo de maratón cronometrado en el último año y que este cuente con certificado válido para Boston de acuerdo a tu edad y género establecido por la BAA (Boston Athletic Association). No, no hay posibilidad de que te metes de incógnito a correr sin número y la fecha de inscripción para calificar para 2018 inició a partir del 17 de septiembre de 2016 y terminará hasta se agoten los números.

No hay lista de espera y en caso de que una categoría se llene, se escogen a los más rápidos; por ejemplo mi edad es 30 años y soy mujer, el tiempo solicitado por la BAA es 3 horas 35 minutos (someday Jennifer, someday) pero si mi categoría se satura, para asegurar mi lugar tendré que tener un tiempo menor a este por debajo de 2 minutos 9 segundos (pareciera poco pero no lo es).

Este año se tendrá 32,500 números (coff coff CDMX para que dejen de pensar que 42 mil almas en un maratón es una buena idea) de los cuales 80 % de los números fueron elegidos bajo el criterio mencionado y el 20% restante de números se brindan a sociedades con fines caritativos donde obviamente el precio del número sube…

De acuerdo a la página de http://www.baa.org los números para la edición 121 fueron los siguientes (OJO ESTO FUE 2017, LOS INVITO A HACER LA COMPARACIÓN):

26,171 solicitudes fueron recibidas durante el periodo de registro para aplicar.
23,214 solicitudes fueron aceptadas o estan proceso de ser aceptadas o pendiente por verificar sus tiempos (si, ellos checan tu tiempo, no se puede hacer trampa)
2,957 solicitudes no pudieron ser aceptadas debido al gran número de candidatos elegibles que subieron su solicitud también pero contaban con mejor tiempo

La velocidad y constancia para terminar una prueba como un maratón para calificar a Boston es clave, para lograrlo a los que soñamos con ir #solonosquedacorrer y seguir entrenando.

El origen del tan añorado unicornio

Los fundadores de la #BAA eligieron un unicornio debido al papel que juega en la mitología griega y China, el unicornio es un animal presente en la mitología dotado de un cuerno que se decía contenía poderes mágicos, pero atraparlo era casi imposible. La segunda razón y más probable que fue tomado de un escudo de armas perteneciente a las primeras familias afiliadas a la BAA.

Actualmente el unicornio simboliza el esfuerzo por excelencia y también el sueño de ser parte de uno de los eventos deportivos más famosos, con mayor historia y si, con una ruta desafiante, mañana hablaremos justo de eso, la ruta…

Plus! El Maratón cuenta con su propia tienda oficial llamada Boston Marathon Adidas Runbase donde pueden encontrar desde sudaderas, tenis oficiales, llaveros, tazas y más datos sobre el Maratón y obvio con el símbolo tan querido su unicornio

(Información tomada de la página de Boston Athletic Association)

La ruta…

Como mencionamos en un principio el Maratón de Boston parte en la ciudad Hopkinton siguiendo el orden mencionado: Ashland, Framingham, Natick, Wellesley, Newton, Brookline, terminando la meta al este de la ciudad Boston ¿y por qué dedicarle un post a la ruta?
La ruta tiene cierto grado de complejidad: el maratón comienza a 145 metros nivel sobre el mar (492 ft) finalizando en 5 metros nivel sobre el mar (16 ft) termina en bajada, cualquier pensaría eso al escuchar éstas dos cifras pero no es así de simple. Los cambios de altura que existen en la ruta son irregulares. Para poner un ejemplo ¿se imaginan en el kilómetro 33 mientras corren pasen de 44 metros nivel sobre el mar a 70 mnsn? Son 26 metros EN VERTICAL, no es nada fácil; esa es la diferencia principal y por la que se destaca Boston del resto de los World Marathon Major.

Llegar a Boston no es sólo trabajar para calificar, es entrenar y dedicar bastante tiempo para tener un desempeño bueno, al fin y al cabo uno se está codeando con corredores profesionales y élites, además de la ruta que a cualquiera y puede desafiar

¿Y ustedes cual ha sido la ruta que los haya desafiado más corriendo o en bicicleta?

*Información tomada de BAA.org , boston.com y johnhancock.com

La incursión de las mujeres en el Maratón de Boston (que conste escribí esto hace dos años ehhh)

Boston ha sido escenario de romper récords mundiales, parteaguas en ciertas situaciones, ha sido víctima de trampas y desgraciadamente también tragedias… Hoy hablaremos de todo esto, empezando con las primeras mujeres corredoras en #bostonmarathon

Para el año 1966 era imposible pensar que una mujer correría un maratón, puesto que como alguien tan débil iba a poder terminar una prueba de esa magnitud, hasta que Roberta Lousie “Bobi” Gibb demostró lo contrario al correr el maratón sin número y hacerlo varias veces más desafiando a los que creían era una mujer frágil.

Al siguiente año Kathrine Switzer decidio seguir su camino y registrarse bajo el nombre “K.V. Switzer” con el número 261, la famosa fotografía de un juez tratando de quitarle el número es muy conocida y ese señor es Jock Semple , un juez de la carrera. Lo que saben pocos es que no todos los hombres estaban de acuerdo con esta decisión de que las mujeres no debían correr y su novio Tom Miller la ayudó quitándole de encima al juez y pudiendo terminar la prueba en 4 horas y 20 minutos…

Fue hasta el año 1972 que oficialmente fueron aceptadas las mujeres a inscribirse en esta prueba y en 1996 en el centenario del Maratón se les dió el reconocimiento a estas mujeres extraordinarias en atreverse a hacer lo imposible. Al día de hoy siguen vivas y han escrito varios libros además de ser la prueba viviente de que un “no” no es suficiente para detenerlas ¡larga vida para ellas!

El caso de Rosie Cruz

De origen cubano americano durante la edición 96 en el año 1980 ganó como la campeona absoluta femenil con un tiempo de 2 horas 31 minutos y 56 segundos convirtiéndose en la mujer más rapida que participó en esta prueba y la tercera más rápida a nivel mundial. Sin embargo algo no era lógico, había ciertas inconsistencias que hacían pensar si Rosie había realizado la prueba completa como: no estaba tan sudada como un deportista está después de un maratón, no se vio en varios puntos de la carrera, sus muslos eran más flácidos que la mayoría de los corredores elite y la evidencia más clara fue que el ritmo cardíaco en reposo de una corredora elite es en promedió 55 latidos por minutos, el suyo comprobado por medio de una prueba de esfuerzo fue 76.

Más tarde se descubrió que lo que hizo fue usar el metro para saltar parte de la distancia del maratón al igual que utilizó esta técnica en el Maratón de Nueva York. Fue este último que llevó a cabo una investigación descalificando a la corredora y días después la BAA tomó la misma decisión y realizando una nueva ceremonia de premiación para la verdadera ganadora.

No hay que sorprendernos, porque hoy en día esta es una práctica que en lo personal me ha tocado ver, no sólo a nivel maratón, sino en 21k e incluso 10k, como la gente corta camino, entra un par de kilómetros antes de la meta y posan para la foto de meta y medalla.

La verdad es que, a los únicos que engañan son a ellos, lo importante no es el tiempo o si es una distancia grande, lo importante es recorrer todo el camino con tus propios pasos que importa si es 3 kilómetros caminando o un maratón, aprendamos de este caso y evitemos estas conductas, porque lo importante al final del día es desafiarse a uno mismo, no hay más…

El día de mañana se corre un sueño que es resultado de trabajo de resistencia, muchas distancias, nutrición adecuada,mucho hielo, muchos masajes y si, mucha tolerancia a la frustración, mañana es la fiesta, todo el entrenamiento se verá reflejado justo ahí en las calles de Boston. Aquí sólo nos queda enviarles las mejores vibras, muchas porras y desearles que disfruten cada kilometro porque los que hemos pasado por ahí, sabemos que la sensación de llegar a una meta no se compara con ninguna, los admiramos y esperamos seguir sus pasos, porque eso es lo debemos buscar imiitar a las buenas influencias como ellos, un aplauso a todos estos chingones que mañana se rifarán en grande poniendo arriba el nombre de México…

Lo logré, traspasé el texto en modo turbo.

Disfrútenlo

Mariana Sousa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s