Los treintas no son tan malos…

Hace dos semanas  cumplí 31 añotes y días antes de cumplirlos me quedé pensando en el recuento del último año; decidí que quería escribir algo que fuera más allá de hablar de kilómetros, sino hacer una reflexión en cómo ésta época es mucho mejor de lo que pintaba cuando tenía 25 y decía que horror llegar a los 30’s; así es, para  esos millenials que creen que siempre serán jóvenes y que lo mejor es lo que están viviendo están equivocados; y es cierto que muchos se trauman sobre la edad, la arrugas, el peso o incluso por su objetivos personales, lo cierto es que entrar a ésta década es un buen momento para hacer una evaluación sobre adónde va el rumbo de cada persona.

Leer más »

La neurona también se ejercita: El fascinante mundo de Anne Rice

martes, mayo 02, 2017
9:54 AM

He vuelto y no en forma de fichas como Alf, esta vez retomaremos la bonita sección “La neurona también se ejercita”, sin más preambulos ahí les va…

Guardo el recuerdo de tener el primer acercamiento con Anne Rice cuando tenía 10 años, pasaban en la televisión “Entrevista con el Vampiro” y me encantaba verla junto a mi hermana y primas, la vi más de 20 veces, era muy fan y es que entre que salía Brad Pitt  y otros actores que cualquiera en ese tiempo babeaba como Tom Cruise, Antonio Banderas y Christian Slater (¡ja! seguro de ese ya ni se acordaban) hacia que la trama mejorara al 100% jaja. Pero había algo más que la hacía una excelente película y era la premisa: un vampiro relatando su vida a un reportero, su paso por las diferentes épocas buscando sólo ser escuchado…  Lo que no sabía en ese momento, es que la película estaba basada en un libro de una magnífica autora que es capaz de transportarte a un mundo donde existen vampiros, brujas, entes demoníacos y celestiales los cuales tienen virtudes e incluso defectos como cualquier humano: son vanidosos, egoístas y eso sí, irresistiblemente interesantes para seguirlos leyendo.

Leer más »

Ayer no fue un día normal… 

Ayer amanecí con los ojos como aguados, con una sensación de nostalgia, sabía que era el día más emotivo del año. No se porque este año sentí tanta tristeza, he trabajado mucho en contrarrestar esos sentimientos encontrados, sin embargo parece que mi corazón y cabeza se aliaron, se adueñaron de mi cuerpo y decidieron jugar chueco. Desde la semana pasada he sufrido todos los achaques que uno pudiera imaginar: insomnio, gripa, dolor de riñón y obvio ganas de llorar…no, no es mi cuerpo el responsable, es la sensación de sentir ganas de ver a alguien que al menos en este mundo ya no se puede.

Leer más »

5 Mujeres que Inspiran

Para aquellos que no leyeron el recuento especial que hice en Facebook y Twitter en el Dia Internacional de la Mujer, lo pego aquí

 Estas mujeres inspiran por su inteligencia, habilidades y por marcar un parteaguas en los diferentes campos que se desenvuelven; porque necesitamos más mujeres y hombres así, con ustedes este conteo…

5. Karla Iberia Sánchez:


Esta mujer la conocí cuando conducía “Así las cosas” en W Radio y de inmediato pude identificar lo inteligente que es y el sentido nato que tiene para hacer periodismo. Recibió la medalla Gabino Barreda en sus estudios de periodismo en la UNAM, también fue becaria por estudios de periodismo en la Universidad de Oxford; ha realizado​ coberturas como La caída de las Torres Gemelas, el Huracán Katrina y el Movimiento Anti-Trump por mencionar algunos.
 Cuando estuvo en “Así las cosas”, se ganó mi respeto por el reportaje  que realizó  llamado “Nuevos métodos para planchar y morir en México”, que habla sobre el inmenso problema de la trata de personas que existe en México y por el cual ganó varios premios, es un must escucharlo así como los otros más que hizo. Actualmente tiene su noticiero en Televisa y Univision. La pueden encontrar en su twitter @karlaiberia

4. Daniela Campuzano:


Para los amigos ciclistas que también siguen la página, ésta va dedicada a ustedes: Daniela fue abanderada nacional en los Juegos Olímpicos de Río 2016,  tiene 30 años y hace ciclismo de montaña. En un deporte que ni es famoso en México y que en su parte es dominado por hombres, ella ha decido que quiere triunfar y lo está haciendo muy bien. Su posición final en Río fue la número 16 pero esa  no es excusa para seguirlo intentando y dar lo mejor de sí misma ¡tú puedes campeona!. Bonus: tiene una labrador llamada Pitaya (cualquier humano que tenga un perro y lo ame ya se ganó mi corazón). Siganla en: 
Twitter @campuzdc

FB: Daniela Campuzano Chávez Peón

3. Eugenia Debayle:

El apellido de Eugenia es conocido debido al éxito de su hermana, pero ella no pasa desapercibida… Tiene su propia revista de belleza, emprendedora y es una referencia al momento de hablar de cuidado de la piel y créame, maneja un cutis que cualquiera deseamos tener SIN CIRUGÍAS. El año pasado sufrió una enfermedad que la hizo retirarse de los medios, estuvo 3 minutos muerta dicho por sus propias palabras, la recuperación no fue nada fácil ¿que hizo aparte de recuperarse? Tomar el toro por los cuernos y buscar como permear el mensaje de la importancia de la belleza interior hacia todas sus beauty fans. 

Necesitamos más personas así en este mundo, que nos inyecten resiliencia, que no importa que tan duro les pegue la vida se paren y sigan. Es inspiración, además de que se viste increíble, es inteligente,  una gran ponente y una luchadora, mis respetos. Sus redes sociales

Twitter @eugeniadebayle

Instagram @eugeniadebayle

Su revista la pueden encontrar en digital e impresa en varias tiendas llamada The Beauty Effect y ¡no se pierdan está edición!

2. Iskra Lawrence:


Iskra decidió ir en contra de los cánones de belleza femenina en el mundo de la moda y sus skinny bitches llamadas modelos (coff coff Victoria’s Secrets). Es una chica con verdaderas curvas, con un cuerpo tonificado y hermoso, además de ser  embajadora de NEDA (National Eating Disorders Association) y modelo de Aerie: la línea de lencería de American Eagle. 
Es un cuerpo real  que cualquier mujer se puede identificar con él, en especial porque en un principio fue rechazada justo por sus curvas. 

Su plus que amo: está en contra del Photoshop, ella y Aerie se encargan de hacer campañas en las que desees usar un traje de baño no importando cual sea el tamaño de tu trasero, busto o cintura, no todas somos un popote. Por favor busquen sus vídeos de rutina en el gimnasio para que vean no más lo que es ejercitarse duro, entenderán porque digo que si hay pura TONIFICACIÓN. 

¡Ella es inspiración pura! Sus redes sociales son:

Twitter: @iskra

Instagram: Iskra

Facebook: Iskra Lawrence

MENCION HONORÍFICA – Para cuando usted sienta que ya no puede mas, acuérdese de ella…


Ya había escrito sobre ella pero es que realmente es un modelo aspiracional : Madonna Buder. Esta hermosa señora es apodada la Monja de Hierro, carga en su espalda 325 triatlones incluyendo 45 Ironman. Empezó su carrera como atleta los 48 años (adiós pretexto de que la edad no me deja) y a sus 86 años sigue activa. Hace unos años se convirtió en la mujer más longeva a participar en un Ironman, además de que formó parte de publicidad para Nike  
Ella es mi heroína, por ser dedicada, disciplinada y jamás darse por vencida. Así que la próxima vez que digan ” es que no puedo porque ya estoy viejito” ejem ejem NOT! La Monja de Hierro lo logró y tiene mayor edad que yo…

Les dejo este artículo de El País para motivarse

http://elpais.com/elpais/2016/10/31/laboratorio_de_felicidad/1477898779_514265.html

1. Araiz Arriola:

Literal ella es mi ídolo. Es una persona real con la que cualquiera se puede identificar, sobreviviente de cáncer de colon y corredora experimentada; se la pasa viajando, corriendo y comiendo, mostrándonos lo bonito que es el mundo del Running. Tiene un blog con entradas increíbles (ya no escribe tanto pero las entradas de años anteriores son buenísimas, chequenlas) y además da recetas sanas que no saben nada mal, en especial para los que odian lo nutritivo (coff coff eso va por mi). 

Sus redes sociales son inspiración pura, cuando iniciaba a correr me topé con su blog me motivó a seguir adelante en este bonito deporte, se podría decir que de ahí nació la idea de hacer Solo nos queda correr. Ella nos ayuda a recordar que si uno quiere ser correcaminos lo puede ser y que si uno quiere llegar algún día a Boston tiene que entrenarle :),excelente opción a seguir. 

Sus redes sociales son:

FB: Araizcorre

Twitter: @araizcorre

Instragram: Araiz Corre

Por último una reflexión:
Un día le comentaba a mi esposo que me hubiera encantado vivir en la época de Frank Sinatra para poder verlo cantar en vivo, a lo que dijo: no te hubiera gustado esa época, porque no habrías podido hacer las cosas que te gustan… Me quedé helada, mi esposito me conoce bien y también el entorno. 

Con el paso del tiempo hemos adquirido derechos como mujeres desde votar, trabajar e incluso correr un maratón, sin embargo hay temas en los que nuestra sociedad le falta mucho… 

Para mi, éste día no es una celebración, es un recordatorio de que tenemos que trabajar en cosas como: dejar de etiquetar a las mujeres, no satanizar a todos los hombres no siempre ellos son los culpables, erradicar el machismo haciéndolo desde casa(ojo no siempre empieza por el hombre, sino una mujer), promover la equidad de género, exigir castigos más severos para la violencia de género, violaciones y desapariciones para todos por igual. Estamos a años luz y como siempre lo he dicho, la única manera de evolucionar en este tipo de temas es a través de la educación…

Ojalá llegue un día donde ya no tengamos que celebrar este día, le contemos estas situaciones a nuestros hijos y podamos sorprendernos de lo arcaico que sonaban, así como yo lo sentí cuando platiqué con mi esposo.

Espero les haya gustado y ustedes ¿quien los inspira para ser mejor?

Imagen de Pictoline  (siganlos su contenido está increíble)

Maratón Lala 2017: una sonrisa de oreja a oreja

-Mamá: Oye ¿por que vas a correr a Torreón?

-Mariana: Porque hacen un maratón muy padre…

-Mamá: Pero en Torreón no hay nada…

Ay mi mamá, lo que ella no sabe es que en Torreón se hace el Maratón Lala, que es básicamente  EL MARATÓN ¿tendrá que ver la excelente organización, el calor de la gente, los puestos de abastecimiento, las porras que arma la gente y muchos cosas más? Casi puedo asegurar que es el mejor maratón del país; sí, Ciudad de México lo siento (y eso que soy chilanga y amo a mi ciudad) pero es la vibra, la gente, el trato, la experiencia que hace que indudablemente este evento te deje una sonrisa de oreja a oreja.

I

Pareciera que la semana anterior se alineó para tener cero tiempo para entrenar: tráfico, trabajo, casa, hacer envíos (gracias a todos los que han comprado, va increíble la tiendita), maleta, perros y si le sumamos que llevaba 3 semanas con un tirón en la pantorrilla derecha, decidí  descansar, ejercitar poco y comer bien. Hice la dieta que sugiere Araiz Arriola en este post, es muy buena, aunque al tercer día de no comer harinas ni azúcar ya quería morder la mesa ¡que difícil es hacer una dieta ! Valió la pena, me sentí mejor que los anteriores maratones.

Volamos el viernes por la mañana y aprovechando que llegamos antes decidimos lanzarnos por el paquete. En el momento que llegué a Expo Laguna Center, no podía creer que estuviera ahí, era irreal, llevaba tres años queriendo correr este evento, que por x ó y no había podido y hoy era una realidad. La entrega de los paquetes fue ágil, obvio por la hora y día no había gente así que pudimos disfrutar de ver los stands. Tenía en mente usar vendas kinesiológicas para las rodillas y el tirón que traía en la pierna y cuando vi el estante de “Trigger Point”  que mejor que ellos las aplicaran y revisaran la bola. En eso la chica revisando comenta que es una contractura en un músculo de la pierna, seguido de mi pregunta: ¡¿ si voy a poder correr el domingo verdad?! (Uno no viene de tan lejos para que le digan reina vas para atrás…) me dijo que sí, sin embargo regresando del viaje tenía que ir a que la deshicieran. Ayudó bastante  y también para  la rodilla derecha que traía un tendón inflamado por sobreuso, lo que me lleva a:

PRIMERA LECCIÓN APRENDIDA: Contar con un fisioterapeuta para correr un maratón, alguien tiene que cuidar los músculos…

El resto del día anduvimos paseando y yo tomando agua con electrolitos, deseando comer algo con queso o grasoso. Al día siguiente aproveché para dormir más, troté un poco en el hotel y repasé lo que tenia que hacer antes y durante el maratón. Para mi cena de carbohidratos, comí una sopa de lentejas y salmón. No me lo tomen a mal, pero llevo comiendo pescado, salmón, pollo y espinacas, durante los últimos 8 meses mínimo tres veces a la semana YA LOS ALUCINO, en verdad los veo y prefiero no comer, a regañadientes me terminé la comida…

La mejor sorpresa que tuve fue el apoyo de personas cercanas a mí, desde un Whatsapp o un comentario en Facebook o Instragram para desear éxito o suerte, fue algo que hizo sentirme agradecida por las muestras de cariño, soy muy ñoña y una palabra de aliento siempre tiene más peso que cualquier regalo material.

II

En la noche, no podía dormir,  ya quería que amaneciera, sentía como cuando eras niño y querías que fuera el siguiente dia  para ver que te habían traido los reyes. La alarma sonó y significaba que era hora de ponerse el disfraz de runner, comí un waffle de Honey Stinger y un plátano e hice mi ritual pre-carrera: vaselina, bloqueador, lavar  y poner medicamento en la nariz,  spray para la alergia, agua y más agua, revisar que trajera todo, una garrita de tigre en la cara (soy una fachosa y siempre que voy a correr lo hago con la cara lavada, esta vez si me enchiné la pestañita) y tengo que hacer un stop a ésta crónica y decir:

 SEGUNDA LECCIÓN APRENDIDA: comí poco alimento para arrancar  ¡necesitaba más! No hay que ir al extremo ni es bueno echarse los huevos con jamón ni tampoco comer poquito…

Torreón nos jugó una travesura a los corredores,  el viernes llovió  y hacia frío e igual el sábado y mi felicidad era enorme ¡Ya la hice! Porque lo mío es correr con frío, lo hago bastante bien y ver ese clima me hizo sentirme confiada, aún así decidí llevarme una visera (el miedo al sol no anda en burro).

Al llegar a Gómez Palacios, que es dónde es la salida, ya se sentía esas inmensas ganas de correr, había esperado este momento desde hace 5 meses y yo con la emoción estaba en la luna (me ha pasado mil veces, incluso cuando me casé). Calenté, me despedí de mi esposo y se me salieron las lágrimas entre nervios, emoción y agradecimiento, porque en toda la preparación y mis locuras ha sido un apoyo, un lindo y atento,  fue imposible reprimir el sentimiento.

III

Entrando al corral, que sorpresa ver que la gente no se está metiendo para estar hasta adelante (ejem ejem San Silvestre y Splits de Adidas), es que en eso los norteños son la onda, son amables, tranquilos y respetan. Se cantó el Himno Nacional, seguido de un minuto de aplausos para el co-fundador de Maratón Lala: Germán González para proseguir con el disparo.

Todos salieron a su paso, sin rebasar, ni empujar andar  (cof cof Maratón Ciudad de México) y partimos rumbo Ciudad Lerdo pasabdo por un pedazo de Gómez Palacio. Los primeros kilómetros uno siente que va a ser pan comido, mantienes el ritmo, todo es fácil, la prueba viene después. Mi estrategia era (y digo era por lo que pasó después) tener un ritmo por cada  5 km que iba desde 6:20 a 6:40. No soy Bolt, yo soy una tortuguita con aspiraciones a ir un día a Boston pero hay que saber que Roma no se hizo en un día.

En mi vida había escuchado de Ciudad Lerdo hasta antes de correr en la Comarca y está muy bonito, la gente emocionada y apoyando, no tiene precio que los coches te toquen el claxon para animarte y el recorrido fue tranquilo y sin problemas; el regreso a Gomez Palacio y la entrada a Torreón iban sin problema, en el  kilómetro 19 encontré a mi marido y la alegría se fue al nivel máximo, seguido de  la cosa MAS POCA MADRE DEL MARATON: ¡había un señor vestido de Forest Gump corredor! incluso tenia la barbita, el mismo outfit y una manta que decía “Corre Forest Corre”, me encantó…

Tengo que ser sincera: sabia que traía cubierto hasta el 26k, después de eso era mi cuerpo y mente vs el maratón. En eso el señor sol empezó a salir y brillar como si le hubieran pagado por tostar a la gente, no se que pasó, porque iba comiendo  gomitas cada 2.5km, traía los geles pero al kilómetro 25 empecé a sentir un calor y cansancio…odio el sol, yo sería feliz viviendo en un lugar nublado y con lluvia, no puedo con tanto calor y empecé a sentir un nefasteo, de esas veces que dices “ay sale ya bye, no, no mames no puedo, ya me cansé”, estaba a nada de tirar la toalla y me paré a caminar… Cuando pasa la cosa más rara: aparece un señor de unos 50/60 años y me dice “Mija no se pare, vénganse a correr, al 15 usted andaba muy fresca, ándele no camine”…A ver, yo soy muy hostil y literal no hablo con extraños y no soy obediente, pues este señor parecía que lo conocía porque como si fuera de mi familia le hago caso y empiezo a trotar; me adelantó, sigo  y al siguiente kilómetro de nuevo pensaba: “no mames pinche sol ya por favor, necesito unos metros para caminar”, paró ¡y vuelve a aparecer el señor angelito de la nada! Y ahi va de nuevo: “Andele mija a correr” y  de nuevo ¡corrí! Despacio pero lo hice, fue como un ángel de la guardia, no me resta más que decir si alguien conoce a éste señor o usted mismo está leyendo esto GRACIAS porque gracias a usted acabé el maratón.

Llegó el treinta y ya traía los dedos del pie derecho deshechos, se me durmieron y el empeine izquierdo dolía mucho, era claro que mi estrategia original iba a tener que cambiar…
En alguna ocasión una terapeuta me explicó la importancia de los acuerdos que uno establece con uno mismo; un ejemplo simple es: si uno dice me voy a comer  un pedazo de pizza, uno tiene que respetar ese “autoacuerdo” de lo contrario en caso de no respetarlose está cayendo en una falta de compromiso, interés e incluso irresponsabilidad … entonces cambié la estrategia: “Reina vas a caminar lo que resta del 31k pero a partir de ahí no te paras hasta el 35k” y pues ahí iba  toda achacosa, entré a la zona del Club Campestre y  fue un motivante ver a los niños echabado porras, dando aguas, chocolatitos, entonces ni modo que uno estuviera ahí echando la hueva, lo que me lleva a:

TERCERA LECCION APRENDIDA: Respeta tus autoacuerdos, si acuerdas algo LO CUMPLES

Paré un poco en el 34k para caminar (¡tache! No cumplí) y no paré hasta el 38k, ya venía como en el limbo, trotando por inercia. Para esto una buena parte del tramo me encontré a un señor disfrazado del Chapulin Colorado y venía disfrutando tanto el maratón, bromeando con la gente, dándole con el chipote chillon a los niños y hubo una escena que en verdad me estrujó el corazón: había dos niñas echando porras con capacidades diferentes y estaban tan emocionadas, el se acercó, bromeó con ellas y siguió corriendo, esa es la magia del maratón por un momento todo es felicidad, todos sonríen, animan y no importa lo que pasé afuera de ahi. Hay que mencionar que el Sr. Chapulín Colorado traía un disfraz que era como de tela de cobijita, se veía muy caluroso y no se estaba quejando del sol el iba disfrutando la fiesta y eso fue como un golpe para mi, para regresar a la realidad, el puede, yo también puedo y hay seguir trotando y llegar lo antes posible.
Una vez enfilados para el 39k casí 40k, se hizo eternooo, sentía que no avanzaba y cuando vi el famoso parque Bosque Venustiano Carranza ya venía mentalizada se le tenía que dar toda la vuelta para llegar a la meta ¡pero nunca creí que  fuera tan grande! Ya iba fuera del tiempo deseado pero de algo estaba segura: no iba a hacer el mismo tiempo que en CDMX, entonces pasé de un ritmo de 7:30 a 6:30 en cuestión de metros, en eso veo como un amiguito que iba disfrazado de Flash se pone a bailar con una banda de norteño como si tuviera energía al millón ¡no bueno! si el baila yo puedo correr rápido y lo hice como desesperada, todo dolía y se me estaba yendo el aire, pero fue esa necedad y orgullo  de decir ¡no, voy a seguir! Cuando veo el 42k pintado en el piso me puse a llorar, corri lo mas rápido que pude y ahí estaba acabando, sonriendo como todo había válido la pena, la llegada a la meta duró un minuto y para mí fue uno de los momentos mas lindos de mi vida, tenía nuevo record (no el deseado) pero si había quitado 33 minutos comparado con el último resultado.

IV

Al llegar recuerdo que me senté y fue como quedarse en el limbo, sentí una tranquilidad indescriptible, sólo observaba lo que estaba a mi alrededor, revisé mi celular y le avisé a mi esposo y por un momento sentí una satisfacción como pocas veces en la vida, todo mi ser estaba feliz y mi cabeza dijo: “¿Sabes lo que significa ese tiempo? Significa que lo vas a tener que intentar otra vez”… Con mucho gusto lo voy a volver hacer…

Haciendo una reflexión después de comer carne como cavernícola, le decía a mi esposo que creo que el maratón es como un niño insaciable, nunca es suficiente entrenar, nunca es suficiente tener mucha experiencia, el maraton siempre quiere mas de ti, lleva a un lugar oscuro donde te hace dudar y también a sacar lo mejor de ti llevando un nivel de exigencia mayor… Disfruté mucho toda la preparacion, aprendi cosas nuevas y este es sólo la puntita de los planes que tengo para este año…

¿Qué sigue? Descansar, si, traigo el pie izquierdo resentido y seguramente acabaré escribiendo un capitulo mas de De demonios y otros achaques, gracias en verdad muchas muchas gracias a todos, mi esposo, mi familia, amigos, a todos, fue una experiencia increíble, ha sido el mejor maratón y estoy segura que regresaré a correr a la Comarca, excelente evento, gente, todo, solo me resta decir sólo nos queda correr, un abrazo

 

 

Llegó la hora…

Qué miedo, nervios, no mejor ya no, ¿y si me canso?, estoy gorda, siento que me faltó entrenar, es que no soy veloz, ¿por qué hago esto?, ya me cansé, quiero dormir, que flojera correr hoy, que ya acabe, que pena, odio mis lonjas, quiero quedarme en la cama, estoy panzona, soy una tragona, odio ser lenta, malditas subidas, cochinos tobillos, maldita rodilla defectuosa, ya quiero parar, ¿y si no puedo?, mejor ya no voy, que estrés, tengo sueño, estoy ansiosa, quiero un pan, no quiero hacer nada, estoy enojada, tengo miedo a frustarme, pinche sol me caga, tengo frio, en serio ya me cansé, me choca la gente, quiero parar, ¿cuanto falta?, no mames no voy a llegar, no se por que hago esto…

Porque descubriste que la sensación de cruzar una meta es adictiva, que es el unico momento en el que sale esa personita interna que te cachetea y te dice que te dejes de quejar, que a rajarse a su pueblo y simplemente lo hagas. Porque te sientes invencible, te sientes en una olimpiada, sientes que a pesar de que en las noticias, las personas y el cielo diga que el mundo es un pinche asco, para ti es bonito lo que ves corriendo y tiene sentido, y la principal porque no hay cosa a la que le tengas mayor agradecimiento y amor de hacer, que al correr, porque te enseñó a controlar a tus demonios internos.

Todos esos domingos que tuviste frio, que querias un jugo de naranja cuando corrias, cuando ya te habias cansado, cuando los sábados se te antojaba una cerveza y no te la tomabas, esas rozaduras, esos viernes en el sol, esa alergia que te sofocaba y te hacia dudar si seguir, esos tobillos que parecía se iban a doblar cuando pasabas por las calles madreadas de ésta ciudad, ese sentimiento de querer parar, esa cuesta del Sope que odias, esa flojera después de manejar una hora a casa y tener que entrenar, ese enojo interno de no poderse parar temprano a correr, todo eso lo tomo, lo junto y lo convierto en motivación para no parar el domingo. La maleta ya está hecha, los sentimientos ya están, muchos podran decir “pero si ni ganas nada” claro, no gano nada material, pero el hecho de saber que esto lo hago con pasión, que saco la mejor versión de mi, que me hace ser constante y lidiar con la frustración  no se le compara con ningun premio; llamenme intensa o ñoña pero cuando encuentras algo que te encanta es difícil hablar mal de ella. Además de divertirme, ver el paisaje y ver a otros 5 mil cabrones igual de locos y mensos que yo corriendo, empezando como caballitos desbocados y terminar como el casting de The Walking Dead (y no hablo de los sobrevivientes).

Al demonio el tiempo deseado, la velocidad, la ganas de algún día llegar a Boston, es hora de disfrutar, como puse hace algunos días no puedo asegurar nada, sólo llevo un par de piernas que las entrene lo mejor que pude dentro de mis posibilidades ¿puede que vaya a fallar? ¡Claro! Por supuesto, pero entonces tendre un nuevo pretexto para volver a correr e intentarlo de nuevo.

Dentro de unas horas sale mi vuelo y para variar no dormiré (odio volar y me causa ansiedad) y para los que no saben a donde voy: el día domingo corro mi tercer maratón: Maratón Internacional Lala 2017 en Torreón, Coahuila, el primero fuera de la Ciudad de México ¡y ya no puedo de la emoción !

Sigan la historia en twitter e Instagram, les voy a contar todo el chisme, saludos!

 

 

La primera del 2017: Kardias 2017 

Sé que había prometido el post de #laneuronatambienseejercita pero no lo he terminado y tengo una corta, bonita e interesante crónica de la primera carrera del año que corrí ayer: Kardias 2017.

El otro día leía en el Facebook del buen Korridori Merino que los entrenamientos malos ayudan a manejar la frustración y el estrés, justo recordé lo que escribia de los dias malos e incluso le comenté que  ayudaba a desarrollar la resiliencia necesaria para manejar futuras situaciones, bueno pues la verdad es que la carrera de ayer no, no fue mi best y sinceramente puedo decir aprendí mucho…

Y es que no, no tiene nada que ver la organización, el evento impecable, si, si era un mundo de gente, la causa de hacer ésta carrera es muy noble, es un evento muy familiar y creo que para muchos fue un buena mañana, yo terminé alucinandola…

Cometí varios errores básicos que me costaron el casi decir “ok, bye me vale voy a caminar”. El primero y más más más básico, salir como caballo desbocado ¿en qué carajos estaba pensando? No sé, porque aparte estaba muy frío entonces para el primer puesto de hidratación ya me sentía agotada. El segundo: uno de mis medicamentos se acabó días antes y no me lo había estado aplicando, por el codo  de comprarlo y el típico “chin se me olvidó pasar a la farmacia, al ratito voy” (el mal de todo mexicano: postergar las cosas), aunado a esa maldita costumbre de decir “pues si ya me siento bien no pasa nada si no lo uso unos días” ajá sí, ahí me tienen corriendo y escupiendo pulmón, fue agotador y desesperante, porque justo cuando sentía que ya me habia recuperado venía una parte de la ruta que otra vez me ponía mal y eso me lleva al tercer error cometido: en esta ciudad es un must que la mayoria de las carreras son casi el mismo circuito, Reforma, Primera y Segunda sección de Chapultepec ¡que casualidad! La mayor parte y unos diecitantos kilómetros más han sido mi pista de distancia larga las últimas seis semanas, como diría mi abuelita: Ya vomito pasar por estos lugares, que todo esto lleva a una conclusión muy simple: no inscribirse a carreras no más porque si, la intensión era acompañar a mi esposo y su amigo (que para variar se fueron como mendigos rateros de La Merced), pero creo que la próxima vez ayudaría más esperarlos en la meta je! Tenía toda la intensión de hacer 57 minutos cerrados y terminé haciendo 58 minutos 34 segundos, realmente nada mal, pero a uno como runner le gusta azotarse y no fallar y a veces olvida la necesidad de contar con lecciones de humildad, como ésta que sirve para afinar detalles para Lala.

Creo que uno siempre se visualiza ganando, triunfando,  uno sube las expectativas al cielo, cuando en realidad no se pregunta ¿y qué pasa si no se llega al tiempo esperado? ¿cómo reaccionar? Para mí, es hora de preparar la cabeza y el corazón (si, ese bastardo que luego me pone sentimental) para lo peor y tatuarse la siguiente oración:

 No importa el tiempo, ritmo, velocidad, disfrútalo, cada momento en ésta vida es único…

Y así me voy, a dormir; hoy fue día de descanso y mañana vuelve a tocar la joda, digo perdón entrenar; el día de ayer una vez más comprobé que no importa los tiempos, no importa que te rebasen una manada de corredores, o el clima no sea el adecuado, sólo nos queda correr, sólo nos queda disfrutarlo, quitarle la seriedad y pasar un buen rato (aquí la foto de recuerdo  y la cara de jitomate)

Buenas noches 

Caminos por emprender

A veces las ideas llegan en grupo y en la hora menos pensada, te golpean en lo más dentro de tu ser y desarrollan una necesidad por llevarla a cabo; te hacen sentir un aventurero o héroe y lo primero que viene a tu cabeza es cantando a David Bowie “We can be heroes one day”. No todos los héroes vienen con capa, ni tampoco los aventureros son sólo los que se van a conquistar una montaña; formas parte de esta especie cuando te cansas de la inercia, cuando deseas hacer las cosas a tu manera o incluso reinventarte. La mía comienza en desarrollar un proyecto Sólo Nos Queda Corre donde aparte de escribir, comienzo un nuevo negocio.

Leer más »